La musica y tu cerebro

LA MÚSICA TE HACE MÁS INTELIGENTE, MÁS RÁPIDO Y MÁS PRODUCTIVO, ¿Y POR QUÉ?

Publicado por: Tony Robbins

La música es una parte generalizada de nuestra vida cotidiana, ya sea que lo notemos o no. A menudo, se funde con el fondo: en la radio, en el consultorio del médico, en el supermercado o en el gimnasio. Mientras que otras veces, desempeña un papel más pronunciado y abierto: si alguna vez has estado en un evento de Tony Robbins, entonces sabes lo importante que es la lista de reproducción. Pero lo que quizás no sepas es cuán profundo es el impacto que tiene la música en nosotros.

La música tiene la capacidad de impactarnos de una manera que ninguna otra forma de arte lo hace. Desentierra algo profundo dentro de nosotros que nos permite ser transportados a un lugar y tiempo específico en nuestras vidas. Realmente podemos experimentar lo que éramos a través del sonido. ¿Alguna vez has considerado la banda sonora de tu vida? ¿Qué podría ser? ¿Y cómo te hace sentir cada canción?

Este es el poder de la música. Pero no se detiene en la nostalgia.

Los humanos están programados para disfrutar de la música, ya que activa el sistema de recompensa del cerebro, la parte del cerebro que nos indica si algo es importante, valioso o necesario para la supervivencia. Cuando escuchamos música que disfrutamos, nuestros cerebros liberan dopamina y experimentamos un efecto natural. Es el mismo proceso que ocurre cuando comemos o tenemos relaciones sexuales. Pero aquí está la cosa: a diferencia de la comida y el sexo, la música no se trata solo de sobrevivir. Es mucho más que eso.

La música es una de las herramientas más poderosas para la libre expresión que tenemos. Nos permite pensar y sentir de maneras en las que no podemos estar predispuestos de forma natural. Tiene el poder de expandir nuestro rango cognitivo. Tiene el poder de moverse e inspirar. Tiene el poder de conectar. Y hasta tiene el poder de curar.

LA MUSICA COMO MEDICINA

Todos sabemos que la música puede evocar ciertas respuestas emocionales. Una lista de reproducción tipo zen, por ejemplo, puede adormecernos. O las melodías suaves y melódicas pueden ayudarnos a relajarnos después de un duro día de trabajo. ¿Pero sabías que la música puede traducirse en beneficios fisiológicos?

En un estudio realizado en la Universidad de Londres, los investigadores examinaron a pacientes que estaban a punto de someterse a una cirugía y monitorearon el impacto que la música tenía en sus niveles de estrés. Descubrieron que escuchar música antes, durante y después del procedimiento reducía el dolor, la ansiedad y la necesidad de sedantes de las personas.

La música también se está utilizando para ayudar a las personas con déficits neurológicos. Los que se están recuperando de un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral traumática, por ejemplo, no pueden hablar cuando su región cerebral izquierda ha sido dañada. Pero el canto es una función del lado derecho del cerebro, por lo que al aprender a cantar sus palabras y luego soltar la melodía, los infligidos pueden superar el impedimento. Esto es lo que hizo la ex representante de los Estados Unidos, Gabby Giffords, luego de que una herida de bala le quitó la capacidad de hablar.

Musica y niños

Piensa en la canción del alfabeto. “A, B, C, D, E, F, G…” – conoces la melodía. ¿Alguna vez te preguntaste por qué les enseñan a los niños el alfabeto de esa manera? Debido a que se ha demostrado que la música ayuda a los niños a recordar hechos básicos, en gran parte porque las canciones aprovechan el sistema fundamental de nuestros cerebros que son sensibles a la melodía y al ritmo.

La música también tiene el poder de mejorar la vida emocional y social de los niños y adolescentes. En un estudio reciente que examinó cómo los niños y adolescentes manejan los problemas emocionales, los investigadores observaron que los niños de 8 a 16 años que recibieron musicoterapia habían mejorado significativamente la confianza y reducido la depresión en comparación con aquellos que recibieron tratamiento sin musicoterapia. También encontraron que la musicoterapia ayudó a los adolescentes a mejorar sus habilidades comunicativas e interactivas.

Musica y bebes

¿Alguna vez has visto a una madre que espera colocar un par de auriculares en su vientre en crecimiento? Hay una buena razón para ello. Contrariamente a lo que podemos creer, los bebés no nacen como pizarras en blanco. De hecho, ya han acumulado una cantidad significativa de experiencia con el mundo circundante.

Los investigadores descubrieron que “los recién nacidos parecen reaccionar a los sonidos durante el período fetal y responden claramente a ellos después del nacimiento”. Y señalaron la marca gestacional de 27 semanas como cuando la información auditiva externa comienza a reorganizar la corteza auditiva. En pocas palabras, en el segundo trimestre, el feto no solo experimenta el sonido, sino que también se ve influido por él. Pero lo realmente fascinante de este estudio son las implicaciones a largo plazo. Los investigadores descubrieron que la exposición prenatal a la música puede tener “efectos significativos en el desarrollo del cerebro y mejorar la capacidad de respuesta neuronal a los sonidos utilizados en el entrenamiento prenatal”. En resumen, eso significa que reproducir música para el feto aumentará el rendimiento cognitivo más adelante en la vida.

Pero el poder de la música no se detiene allí para los bebés. Las experiencias musicales atractivas e interactivas pueden tener un impacto significativo en el desarrollo cognitivo en sus primeros años.

En un estudio de bebés de 1 año (que aún no podían hablar o caminar) que participan en clases de música interactivas, los investigadores encontraron un aumento significativo en las habilidades de comunicación y reacción. Mientras que los investigadores del Instituto para el Aprendizaje y las Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington encontraron que las sesiones de juego con música mejoraron el procesamiento cerebral de los nuevos sonidos del habla de los bebés. ¿Entonces esas clases de música para bebés? Puede que no parezcan tan tontos ahora.

Musica y … tu

Está bien, ¿y qué hay de ti? ¿Cómo ayuda la música y mejora tu vida de otra manera que no sea la obvia? Todos sabemos cómo la música puede impactar nuestros niveles de energía. ¿Alguna vez has estado en una clase de ejercicios con una lista de reproducción con sueño? No hay nada peor. Y, de manera similar, no hay nada mejor que cuando se activa una canción que te energiza y te excita a un estado físico máximo.

Sin embargo, la música no solo puede afectar tu estado de ánimo o estado emocional; En realidad, puede influir en la forma en que ves el mundo e interactúas con los demás.

Investigadores de la Universidad de Groningen descubrieron que las personas estarán más dispuestas a reconocer aspectos positivos de su entorno cuando se encuentren en un estado de ánimo positivo. Toca música feliz, siéntete mejor y tendrás una perspectiva más agradable.

También se ha demostrado que la música mejora el ambiente en el trabajo. Los investigadores de Cornell descubrieron que cuando se reproduce música alegre, es más probable que los miembros del equipo trabajen juntos para contribuir a un bien mayor. Mientras que cuando se reproducía música discordante, los participantes tenían más probabilidades de centrarse en su propio valor en el lugar de trabajo.

Este es el poder de la música. Y como ha visto, va mucho más allá de la capacidad de mejorar nuestro estado de ánimo. De hecho, la investigación también ha demostrado que puede reducir el estrés diario, aumentar la memoria y la creatividad, mejorar la función de los vasos sanguíneos e incluso dar un impulso adicional a su sistema inmunológico.

Así que la próxima vez que decidas alimentar tu mente, considera la música. Tal vez un poco de Vivaldi, o algún Mozart … o algo que mejore tu estado de ánimo. Porque puede estar haciendo mucho más de lo que piensas.

Comentarios en Facebook:


0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply