Posts

Aprende de tus acciones

Si no sabe por qué falló, no es más sabio que cuando comenzó.

Uno no se debe jactar si realmente puedes hacerlo.

Esto puede ser cierto, pero se hace un argumento mucho más persuasivo cuando lo haces primero y hablas más tarde.

Además, las cosas buenas que se dicen sobre usted siempre tienen más peso cuando las dice alguien que no es usted.

Cuando te sientas tentado a mostrarte elocuente con tus logros, obliga a detenerte por un momento, respira hondo y pregúntale a alguien más acerca de sus logros.

Es por eso que debemos medir y analizar todas nuestras acciones y esfuerzos, para obtener información suficiente sobre los resultados, de manera que puedas entender donde acertaste y donde fallaste.

Mensaje positivo ante la crisis del coronavirus

Decir que estamos viviendo en tiempos de incertidumbre es un eufemismo masivo.

He tenido la bendición de estar en esta tierra durante 58 años, desde la Guerra de Vietnam hasta el 11 de septiembre y la crisis financiera mundial. He vivido períodos de grandes cambios y agitación en el mundo, en varios momentos de la historia de la sociedad en los que nadie podía predecir lo que sucedería después.

Pero el nivel de miedo e incertidumbre que estamos presenciando actualmente no tiene precedentes. Lo veo en los rostros de las personas, lo escucho en sus voces y, ahora que estamos todos en nuestros hogares, con poca conexión real entre nosotros, lo estoy presenciando en las redes sociales. Tenemos miedo de ser lastimados, tenemos miedo de la economía, tenemos miedo de no tener el control, y ahora incluso nos tenemos miedo el uno al otro.

No me malinterpreten, el miedo es un instinto humano natural. Es nuestro cerebro de 2 millones de años que está diseñado para protegernos en este momento, en aras de la supervivencia. Siempre está buscando lo que está mal, para que puedas luchar, escapar de la amenaza o congelarte. Pero si haces una de estas tres cosas cada vez que tienes miedo o tienes dolor, vas a estar constantemente luchando, huyendo o deteniéndote y poniendo tu vida en espera. Y esa no es forma de vivir.

Mira, todos los días conducimos por una carretera con nada más que una línea amarilla pintada que lo separa de los automóviles que se lanzan de cabeza hacia ti a 70 millas por hora. Sabes que todos los días las personas cruzan esa línea. Matan a personas inocentes como tú al otro lado.

Y también sabe que un cierto porcentaje de esos conductores están borrachos. También sabes que algunos están enviando mensajes de texto. Algunos se están quedando dormidos. Esos son los hechos. Todos los días esto sucede en todo el mundo. De hecho, 1.4 millones de personas morirán en accidentes automovilísticos cada año en todo el mundo. Eso es más de 3.200 por día.

Y sin embargo, todavía nos subimos a nuestros autos y manejamos. ¿Por qué? Debido a otra palabra “f” que es 100 veces más poderosa que el miedo. FE.

La fe no se aprende, es algo con lo que nacemos. La fe es lo que nos alimenta en tiempos de miedo e incertidumbre. Es más poderoso que cualquier emoción, incluso el miedo. Cuando todo el infierno se desata, nos da la capacidad de encontrar nuestro centro, ayudarnos a nosotros mismos y a los demás a encontrar respuestas, a encontrar un significado más elevado en medio de nuestro dolor y a pesar de nuestro miedo. Y si eres un líder, tomas esa certeza y la transfieres a otros, porque la convicción humana tiene un efecto viral y se extenderá. Traes certeza inquebrantable a entornos caóticos a través del poder de tu fe.

Fe es saber que en el fondo somos más que cualquier cosa que enfrentaremos, y podemos manejar lo que la vida nos depare. Siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos. Ese es el poder de la raza humana.

Los seres humanos son únicos de otras especies en que tenemos la capacidad de controlar nuestro comportamiento, entrenarnos para estar emocionalmente en forma y crear una fuerza interior, una psicología de la resiliencia. Un fracaso no significa que dejemos de intentarlo. ¡Los animales no tienen esto! Cualquiera que haya entrenado a un perro lo sabe bien. Experimentan uno, tal vez dos “fallas” y han aprendido la lección, no volverán a intentarlo. Somos lo contrario; Somos eternos optimistas. Fallamos y luego lo intentamos de nuevo.

Basta con mirar algunas de las empresas más exitosas del mundo de hoy. La mayoría de sus fundadores y líderes experimentaron un fracaso masivo, muchas veces antes de tener éxito. Piensa en algunas de las parejas más felices y conectadas que conoces. Lo más probable es que cada uno de ellos “falló” en las relaciones en el pasado, pero ¿se dieron por vencidos? No. Aprendieron, se adaptaron, crecieron y comenzaron de nuevo.

El hermoso regalo de ser humano es que somos resistentes como especie. Somos adaptables por naturaleza. Esta no será la única crisis por la que pasará este mundo, y no será la única crisis por la que cualquiera de nosotros pasará, y ciertamente no será la única crisis por la que pasará alguien que amamos. Las personas no están formadas por cómo van las cosas cuando las cosas van bien; La vida de las personas está determinada por los momentos más difíciles.

Tenemos un ingenio dentro de nosotros mismos que dice que no importa lo que pase en la vida, quién soy es más grande que cualquier cosa que me pueda pasar a mí o a cualquier persona que ame. Ningún problema es permanente, y nada de lo que sucede es generalizado.

La vida es dolor y placer, oportunidad y desafío, nacimiento y muerte. Hay una temporada y un tiempo para todo, y no nos corresponde a nosotros decidir cuál es la temporada correcta, o en qué temporada deberíamos estar. Es nuestro trabajo abrazar la temporada que se nos ha dado.

En este momento incómodo, se siente mucho como el invierno, ¿no? Todos están aislados en sus hogares, tratando de protegerse del frío y mantenerse calientes. Y, para muchas personas, es la temporada del aburrimiento. Las escuelas y los restaurantes están cerrados, los eventos sociales están en espera, los trabajadores de oficina están confinados a sus hogares y para aquellos que están en el mundo, como los trabajadores de la salud, hay una sensación de temor, de exposición peligrosa.

Pero como dijo una vez el filósofo ganador del Premio Nobel Albert Camus: “En pleno invierno, finalmente supe que había en mí un verano invencible”.

El invierno no dura para siempre. La primavera siempre sigue. Volveremos a la vida normal, como siempre lo hacemos, como lo hemos hecho durante siglos. Y cuando lo hagamos, ¿estarás preparado? ¿Estás entrenado para futuros desafíos? Siempre digo: la reunión de preparación y oportunidad genera la descendencia que llamamos suerte. En cada crisis yace la oportunidad. Las personas exitosas no tienen suerte; solo están preparados para las oportunidades que se les presentan. La anticipación es poder.

Entonces, ¿qué vas a hacer durante esta temporada de invierno? ¿Te vas a sentar en el aburrimiento? O, tal vez fuera de ese aburrimiento, únase a las multitudes temerosas, magnificando el significado y exagerando el riesgo hasta el punto de que solo haya el peor de los casos. ¿Crearás emociones desalentadoras y te deprimirás a ti mismo y a los demás? ¿O disciplinarás tus miedos, mantendrás la guardia en la puerta de tu mente, enfrentarás el desafío que enfrentamos y adoptarás creencias que te empoderen?

Independientemente de lo que ocurra a tu alrededor, hay una parte de ti que es fuerte. Llama a esa parte de ti. La parte de ti que tiene hambre. La parte de ti que es valiente frente a un miedo insondable. La parte de ti que no tolerará las excusas, la pequeñez y las tonterías. Llama a esa parte de ti, llama a esa parte de ti para dar un paso adelante y convertirte en aquello para lo que fuiste HECHO.

Siempre digo que es lo que practicas en privado por lo que serás recompensado en público. Este es tu tiempo privado, este es tu tiempo para entrenar, para practicar, para prepararte para lo que viene. Si su salud es inferior a la que le gustaría, concéntrese en mejorar eso. Si sus relaciones se han estancado o distante, aproveche este tiempo para volver a conectarse con sus seres queridos. Propietarios de negocios, siéntense y tómese el tiempo para trabajar en su negocio, para elaborar estrategias, para imaginar el negocio en el que necesita convertirse para tener éxito en el nuevo entorno. Haz tu mapa. Planifica. Aprende. Crece.

Porque te garantizo que el invierno terminará, y cuando lo haga, emergerás tan por delante de todos los que no han usado este tiempo tan eficientemente como tú que sentirás que has terminado millas por delante. Pasarás de largo a tus compañeros, a tus competidores. Habrás llevado tu vida al siguiente nivel.

Y mientras lo haces, estoy aquí para ti. Quienes me conocen, saben que juego al máximo y doy todo lo que tengo porque estoy aquí para servir. Sirvo a quienes quieren más, a quienes son quienes son, a quienes no se conforman, a quienes desafían las expectativas y limitaciones. Te ayudaré a crear, innovar y transformar tu vida en una obra maestra aún más.

Mientras tanto, desafié a mi equipo, tal como lo desafío a usted en mis eventos, a utilizar este tiempo para agregar un valor masivo y brindarle tantas opciones flexibles como sea posible para un crecimiento continuo. Estamos en el negocio de los avances, y pueden venir en cualquier momento y en cualquier lugar. No importa en qué parte del mundo se encuentre, no importa cuánto tiempo tenga o no tenga, puede trabajar en usted mismo. Vaya aquí para ver las formas en que pueden brindarle valor durante este tiempo.

Y recuerda: es hora de tomar conciencia de tu poder y recordarte a ti mismo y a todos los que te rodean que la raza humana es resistente, flexible y fuerte más allá de la imaginación. Dirige, no sigas. Descubra formas de innovar, crear y dar y apoyar a otros que quizás no vean más allá del invierno. Lidere con la verdad de nuestra esencia, que la fe y la certeza, nuestro derecho de nacimiento natural y nuestras habilidades, puedan despertarse. Esta habilidad se puede activar, así que vive la verdad hoy con todos los que te rodean. Entonces podemos resolver cualquier problema que enfrentemos. La raza humana siempre lo ha hecho, y siempre lo hará.

Entonces vive fuerte. Vive con fe. Vive con pasión. Y que Dios los bendiga.

Mensaje recibido de Tony Robbins

No hagas siempre lo urgente si no lo importante

Hace pocos dias lei esta frase: No hagas siempre lo urgente si no lo importante, y me puse a reflexionar sobre como tomo yo las cosas de la vida.  Me he dedicado mucho teimpo a resolver lo urgente y no lo importante … Eso como a muchos de ustedes me ha causado un cansancio extremo y tambien una frustracion.  Es por eso que me he decidio a escribir este articulo, para crear esa conciencia en ti y que puedas diferenciar entre lo URGENTE y los IMPORTANTE!!!

Urgente o Importante

Si te gusta e impacta tu vida te piuso que lo compartas en tus redes sociales…

Tanto a nivel personal como a nivel profesional, todos hemos tenido momentos, que al comenzar el día o durante el mismo, no sabemos por donde comenzar a “meter mano” a los asuntos diversos que nos invadían.

Seguramente que en esos momentos, no sabíamos que hacer, como planificarnos para resolver todos los temas en el plazo establecido… y seguro que nos invadiría una sensación de nerviosismo importante, que nos haría ir mas rápido en nuestras actividades que de costumbre.

Esa toma de decision de rapidez, es lo perjudicial.

Recuerda el viejo dicho: ” NO CORRAS, POR MUCHO QUE CORRAS NO LLEGAS ANTES”.

Pues aquí es igual, lo primero es lo primero, y por mucho correr, no se resuelven todos los asuntos antes, al igual que trabajar mas, no significa que se trabaje mejor.

Todos nos hemos dedicado siempre a lo Urgente antes que a lo Importante, esto es bastante habitual : ” Haz esto ya mismo que se lo tiene que llevar el cliente; Ven a casa, te necesito urgentemente para un tema; Vamos a comprar esto que necesito para el sábado;…” y ciento de situaciones más , que nos provocan un ataque de ansiedad que nos hace no saber por donde empezar a resolver la situación.

En definitiva, todo es para antes de ayer, a que si? Y sobre todo en el tema profesional.

¿Pero que es Urgente y que es Importante?.

Urgente, es aquello que tenemos que resolver con celeridad, de inmediato, y sobre todo que no se puede posponer su resolución aunque sea un tema intrascendente.

Importante, es aquello que tiene transcendencia, y sientas bases firmes a medio y/o largo plazo.

Pero como la experiencia dice, lo urgente no es importante y lo importante no es urgente. Cuantas veces nos han pedido algo en el trabajo, como urgentísimo, y luego hasta la semana siguiente no lo han utilizado y luego no era tan importante como nos hacían entender?.

Dedicamos mucho tiempo a resolver temas “urgentes” a lo largo del día y muy poco tiempo, y tendría que ser al revés, a temas importantes, provocando ineficiencia y desgaste innecesario en nuestro trabajo y/o relación con los demás , además de no acometer lo que realmente importante aunque estemos capacitados para ello. En definitiva, lo que provoca es ineficacia y desgaste tanto mental como físico.

Siempre habrá situaciones y situaciones, pero creo que hay dos cosas importantes que hay que tener en cuenta para dicho momento de agobio:

.- La planificación

.- Delegar.

Planificar, es decir, delimitar, esclarecer la situación que estamos viviendo, ver que es importante para nosotros y sobre todo estar mentalizados que tenemos que salir de dicha situación, no nos invada el nerviosismo.

Delegar, si se puede, es lo mejor. Tenemos que estar centrados en lo que queremos y sabemos hacer, en definitiva en nuestro objetivo. Si tenemos una persona a nuestro alrededor que nos puede ayudar en el tema en cuestión ( Anda hij@, ayudame con esta faena, que tengo que hacer la comida para mañana, Por favor, me puedes ayudar a imprimir con este informe, que tengo que salir corriendo a una reunión ) , o un subordinado si tenemos personal a nuestro cargo.

Y para acabar, les dejo estas dos frases respecto al tema: ” No hay nada tan fácil que no se vuelva difícil cuando lo haces a disgusto” decía Terencio y como decía Aristoteles ” Si está en tu mano hacer algo, también está en tu mano no hacerlo”.

Aqui te dejo este corto articulo para que medites sobre como enfrentas tu vida a diario y como puedes mejorar tus habitos con planificacion previa.

Si te gusto compartelo con tus amigos, a mi me ha servido mucho desde que lo lei

Julio Cesar Camacho

contacta a Julio Camacho

5 pasos para establecer intenciones poderosas

por: Deepak Chopra, M.D.
deepak-chopra-meditacion

Una intención es el punto de inicio de cualquier sueño. Es el poder creativo que satisface todas nuestras necesidades ya sea de dinero, relaciones, despertar espiritual, o amor.

Todo lo que sucede en el universo comienza con una intención. El decidir comprar un regalo de cumpleaños, el mover el dedo gordo del pie, el llamar por teléfono a un amigo, todo comienza con una intención.

Los sabios de la india observaron hace años que nuestro destino es finalmente forjado por nuestras más profundas intenciones y deseos. El texto Védico clásico conocido como Upanishads declara: “Eres lo que es tu más profundo deseo. Como es tu más profundo deseo, también es tu intención. Como es tu intención, también es tu voluntad. Como es tu voluntad, también serán tus acciones. Como sean tus acciones también será tu destino.”

Una intención es un impulso de conciencia dirigido que contiene la semilla de aquello que buscamos crear. Como todas las semillas, las intenciones no pueden crecer si nos aferramos a ellas. Sólo cuando liberas tus intenciones a las profundidades fértiles de tu conciencia podrán crecer y florecer. En mi libro, Las Siete leyes Espirituales del Éxito, la ley de la intención y del deseo establece los cinco pasos que debes seguir para explotar el poder de la intención y crear cualquier cosa que desees.

  1. Introdúcete en la brecha
    La mayor parte de nuestro tiempo nuestra mente está ocupada en pensamientos, emociones y memorias. Más allá de este diálogo interno está un estado de conciencia pura al que algunas veces se le conoce como “la brecha”. Una de las herramientas más efectivas que tenemos para entrar a la brecha es la meditación. La meditación te lleva más allá de la mente del ego, y te lleva al silencio y a la quietud de la conciencia pura. Este es el estado ideal en el cual tú plantas las semillas de la intención.
  2. Libera tus intenciones y deseos
    Una vez que te hayas asentado en un estado de conciencia en descanso, libera tus intenciones y deseos. El mejor momento para plantar tus intenciones es durante el período posterior a la meditación, mientras tu conciencia permanece centrada en un silencioso campo en donde caben todas las posibilidades. Después de restablecer una intención, déjala ir, simplemente deja de pensar en ella. Continúa este proceso unos minutos después de tu periodo de meditación cada día.
  3. Permanece centrado en un estado de conciencia en descanso
    La intención es mucho más poderosa cuando viene de un lugar de serenidad, que cuando proviene de un sentido de falta o de necesidad. Debes permanecer centrado y rehusarte a ser influenciado por los pensamientos, críticas o dudas de otras personas. Tu ser más elevado sabe que todo está bien y que todo estará bien, aún sin saber el momento o los detalles de cuándo es que eso sucederá.
  4. Desapégate del resultado
    Deja ir tu apego rígido a un resultado específico y vive en la sabiduría de la incertidumbre. El apego se basa en el miedo y la inseguridad mientras el desapego está basado en una creencia incuestionable en el poder de tu verdadero ser. Si tu intención es que todo salga como debe de salir, déjala ir y permite que las oportunidades y las aperturas se presenten por sí solas en tu camino.
  5. Deja que el universo maneje los detalles
    Tus intenciones concentradas ponen en movimiento el infinito poder organizador del universo. Confía en ese poder organizador infinito para orquestar la total satisfacción de tus deseos.No escuches a la voz que dice que tienes que estar al mando, que dice que la vigilancia obsesiva es la única manera de que algo se haga. El resultado de que intentes con tanta intensidad el forzar las cosas puede no ser tan bueno para ti como el que viene de manera natural. Has liberado tus intenciones al suelo fértil de la potencialidad pura, y van a florecer cuando la temporada sea la correcta.

Acerca del Autor

Deepak Chopra, M.D.

contacto Julio Camacho

Que tipo de hombre estas buscando?

11148464_1034622436569439_1332691844348009122_n

Hoy me encontre esta reflexion y decidi compartirla con ustedes, realmente me gusto, y muchas veces nos equivocamos al pedir nuestros deseos…

En una breve conversación, un hombre le pregunta a una mujer:

“¿Qué tipo de hombre estás buscando?”

Ella se quedó un momento callada antes de verlo a los ojos y le preguntó:

“¿En verdad quieres saberlo?”

Él respondió: “Sí”.

Ella empezó a decir: “Siendo mujer en esta época, estoy en una posición de pedirle a un hombre lo que yo sola no puedo hacer por mí. Yo pago todas mis facturas. Yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un hombre. Yo estoy en la posición de preguntar,”¿Qué es lo que tú puedes aportar en mi vida?.”

El hombre se le quedo mirando. Y pensó que ella se estaba refiriendo al dinero.

Ella, sabiendo lo que él estaba pensando dijo: “No me estoy refiriendo al dinero. Yo necesito algo más. Yo necesito un hombre que luche por la perfección en todos los aspectos de la vida.

“Yo busco a alguien que luche por superarse, a alguien con quien conversar y que me motive a ser cada vez mejor. Yo no necesito a alguien mentalmente simple e inmaduro.

“Quiero a alguien a quien admirar y que me admire por mí misma”.

“Yo estoy buscando a alguien que luche por la perfección espiritual, porque yo necesito a alguien con quien compartir mi fe en DIOS. Un hombre que me ame, pero que ame a Dios por encima de todo.”

“No necesito a un hombre que luche por la perfección financiera porque yo no busco riquezas.”

“Busco a alguien que se esfuerce y trabaje hombro a hombro conmigo para sostener nuestro hogar, que no sea una carga más en espera de ser mantenido.”

“Yo necesito a alguien lo suficientemente sensible para que me comprenda por lo que yo paso en la vida como mujer, pero lo suficientemente fuerte para darme ánimos y no dejarme decaer.”

“Yo estoy buscando a alguien el cual yo pueda respetar.”

“Para poder apoyar a ese hombre, debo respetarlo y que me respete por lo que valgo.”

“Busco a alguien en quien pueda confiar, que me respete como su pareja y mejor amiga. No a un hombre infiel, con un alma tan pobre que me irrespete y se irrespete a sí mismo entregándose a cualquiera solo por un momento de placer banal y animal.

“Busco a un hombre que pueda ser digno ejemplo para nuestros hijos, más no una vergüenza para ellos.”

“Yo aspiro a atender a mi pareja, simplemente él tiene que merecérselo. Dios hizo al hombre y a la mujer en iguales condiciones para apoyarse mutuamente. Yo no puedo ayudar a un hombre inútil, que no se puede ayudar a sí mismo.

“Yo busco a un hombre sensible y con buenos sentimientos, porque el conocerá mis sentimientos con sólo mirarme a los ojos”. Busco ternura.
Cuando ella terminó lo miró a los ojos y él se veía muy confundido y con interrogantes.

Él le dijo: “Estás pidiendo mucho”.


Ella le contestó: “Yo valgo mucho

Pienso que todo lo que suceda en tu vida, estará muy relacionado con esta ultima frase:  Cuanto consideras que vales para ti?

contacto Julio Camacho